sábado, julio 09, 2011

Quédate a dormir

Eso fue lo que dijiste. Lo hiciste. No lo pensaste. 

"Quédate, por favor" me dijiste mientras me agarrabas el brazo evitando que saliera de la habitación. "Quédate sólo un poco más", dijiste mientras las lágrimas inundaban tu cara. "Quédate conmigo" me suplicaste a la par que clavabas tus vidriosos ojos en los míos. "Quédate y hazme el amor" gritaste aún a sabiendas de que cada segundo era un pedazo menos de cada uno de nosotros. "Quédate, no tengas miedo" me suplicaste dulcemente. "Quédate y te amaré" mentiste.

Y me quedé.

7 comentarios:

Alberto dijo...

Precioso David, me has hecho sentir mucho con esas breves pero intensas y dolorosas palabras.

"No me des más esperanzas: sé que todo son mentiras..." canta ahora mismo Fito...

Pero siempre se acaba encontrando la salida ;)

Un abrazo escritor.

A do outro lado da xanela dijo...

Cantos de sirenas devoradoras de ánimos...

Oso dijo...

Alberto: celebro haberte transmitido.

A do outro lado da xanela: yo no lo habría descrito mejor. Gracias.

Disfrutad y sed felices.

Nany dijo...

demasiado bueno! :D, abrazos

Oso dijo...

Nany: ... para ser real.

Disfruta y sé feliz.

Anónimo dijo...

Cuánto hacía que no entraba aquí.. pero parece que no pasa el tiempo.. Muy bonito! un beso desde Coruña! bibiana

Oso dijo...

Bibiana: el tiempo sí ha pasado, el tiempo es lo único que inexorablemente pasa, siempre. Pasa por aquí siempre que quieras, siempre habrá algo nuevo que leer.

Disfruta y sé feliz.