viernes, agosto 20, 2010

Cicloturismo por Galicia (IV)

Vale, sí, la cosa se está alargando y dejaré claro que no es a propósito. Hace casi 3 semanas que acabé la ciclomovida y todavía no he publicado las fotos. En mi defensa he de decir que la primera semana estuve descansando, la segunda ya empecé a trabajar y tuve que procesar las más de 700 fotos que tomé y esta última he estado preparando una sorpresilla que espero sacar a la luz durante el fin de semana (aunque no prometo nada).

Como compensación les voy a dejar uno de los vídeos con uno de los momentos más especiales de mi viaje, me atrevería a decir que el segundo más especial. Siempre había tenido la espinita dentro de no haber visto atardecer en Finisterre y cuando preparé las etapas hice lo posible para que una de ellas terminase en allí y además conseguí que fuera donde pudiera disfrutar de un día de descanso.

Siempre me ha gustado mucho ver atardecer y amanecer, no puedo evitarlo soy un romántico, y el hecho de ser de los últimos en la península que viene atardecer como que le da un toque especial. Diría que intenté inmortalizar el momento grabando un vídeo, pero creo que hay cosas en esta vida que si uno no experimenta en persona no puede sentir. No he querido ponerle ninguna banda sonora al vídeo así que oirán el sonido de la cámara de fotos tomando instantáneas y el ligero barullo que había a mi alrededor.

Disfruten.

2 comentarios:

Alberto dijo...

¡Mil gracias por dejarnos compartir algo tan bello y maravilloso!

Un abrazo desde Verín.

Oso dijo...

Alberto: de nada.

Disfruta y sé feliz.