viernes, junio 04, 2010

Ciclolocura: Soto del Real

Pues sí, hoy cometido lo que llamaría una ciclolocura. Esta semana se me ocurrió que podía salir por la mañana de casa, irme a Soto del Real y volver, todo ello sobre la bicicleta y pedalea que te pedalea.


Pues bien, así ha sido. Esta mañana me he levantado, bastante cansado ya que sólo había dormido cuatro horillas de nada, y hacia las 10 de la mañana he salido con un bocadillo, agua, ganas de pedalear y un destino: Soto del Real.

Llegar a Tres Cantos ha sido pan comido, ya que no es la primera vez que lo hacía. La cosa se ha complicado un poco de Tres Cantos a Colmenar, todavía no entiendo por qué. Pasadas dos horas he parado, como había previsto, a reponer fuerzas con un par de plátanos y abundante líquido elemento.


Sólo me quedaban unos kilometrillos de nada, en comparación con lo que ya llevaba en el cuerpo pedaleado.

La llegada a Soto del Real ha sido maravillosa, en apenas 3 horas había llegado, sin embargo, Soto me guardaba una pequeñita sorpresa: lluvia.


Ha escampado rápidamente y he comido tranquilamente. Lo siguiente era decidir cuál era el siguiente paso. Estaba físicamente bien y mentalmente muy animado así que rápidamente he tirado de GPS y he mirado cómo de lejos estaba Cerceda. Nada apenas unos 15 kilómetros. Allá que he ido.

La carretera M-608 es llana y permite mantener una media de 28 km/h. He agradecido la tromba de agua que me ha caído ya que me ha refrescado bastante, ya que el bochorno que provocaba el asfalto húmedo me estaba pasando factura.

La llegada a Cerceda ha sido fácil, así que era momento de pensar en ir acercándose a casa. Lo más fácil dirigirme hacia Colmenar. En ese instante llevaba ya unos 70 kilómetros.

Llegar a Colmenar ha provocado dudas. Llevaba 80 kilómetros, aproximadamente, y aún me faltaban otros 40 para llegar a casa. La duda era si en Tres Cantos cogería el tren para volver a casa. En el tramo entre Colmenar y Tres Cantos he cumplido los 5000 sobre la bicicleta y eso me ha inyectado un poco de optimismo así que al llegar a Tres Cantos he pensado en seguir pedaleando.

El calor ya era asfixiante, rondaban las 3 de la tarde y seguro que unos 30 grados estaban haciendo mella en los ánimos. He optado por atravesar Madrid desde Fuencarral por el Paseo de la Castellana.

¿Lo mejor de la ruta? La experiencia, la sensación de éxito al llegar a casa, poder ver mundo, el deporte.

¿Lo peor? Quizá lo peor sean mañana y pasado cuando el cuerpo se resienta del sobreesfuerzo realizado.

Más o menos he marcado la ruta en Google Maps por si alguien se anima a hacerla. No es del todo fiel a lo que realmente he hecho, pero sirve como guía para quien quiera hacerla.


En resumen, 120 kilómetros.

8 comentarios:

raul_ams dijo...

No se como calificarte: bestia, salvaje, animal o crak...

Fueron 120 km sobre tu bici de montaña?? Esas que tienen ruedas de "monte"??

Ya me gustaría a mi, hacer la mitad en 3 días y sin cansarme... ;)

Felicidades, y si eso, "vente pacá"
en bici, te estaré esperando...

salu2!!!

Oso dijo...

raul_ams: sí fueron sobre mi bicicleta de montaña pero no con ruedas de monte. Llevo unas mixtas con tacos pero hechas para rodar más fácil sobre asfalto. Lo de ir pallá no lo descartes.

Disfruta y sé feliz.

raul_ams dijo...

Uy que miedo me estas dando... XDDDD!!!

Oso dijo...

raul_ams: algo tengo en mente, ya te contaré.

Disfruta y sé feliz.

raul_ams dijo...

Por cierto, viendo las fotos de la entrada puede ver con alegría una cosilla... TE SALE PELILLOS EN LA CARA!! estás "exounmachote" jejejeje

Oso dijo...

raul_ams: te diría que tienes envidia de mis patillas pero sé que tú te las puedes hacer dos veces al día, jajaja.

Disfruta y sé feliz.

Alberto dijo...

No dejo de aprender y sorprenderme contigo y tu capacidad de superación. Siempre un pasito más allá, dejando límites y fronteras atrás.

Sólo me queda felicitarte por el reto superado.¡Gracias por compartir con nosotros tu energía y vitalidad!

Un abrazo desde Madrid.

Oso dijo...

Alberto: te voy a decir lo que le dije a mi antiguo profesor de inglés:

If I can everybody can. If you ask for something to your body it gives it to you, most times the problem is in our mind. We make things difficult. As Will Smith says: if you learn how to defeat that person you will learn how to not quit when things get hard in your life.

El auténtico reto está todavía por llegar.

Disfruta y sé feliz.