viernes, mayo 07, 2010

Gran Vía, 100 años

Aquellos de ustedes que vivan en Madrid sabrán que este año se celebra el centenario de la comercial y siempre muy concurrida calle Gran Vía. Me gusta pedalear por Gran Vía rodeado de coches, gente, tiendas, autobuses, taxis, y también me gusta pasear empuñando la cámara para extraer algo curioso o bello.

Esta tarde me he pasado por allí y a continuación lo que me he traído de tan famosa calle.



3 comentarios:

Yayo Salva dijo...

En casi 50 años viviendo en Madrid he visto como ha ido cambiando esa importante calle. Cines que han desaparecido o se han transformado, locales que han cambiado de contenido. Ahoran recordando en la distancia, me parece que sólo la Casa del Libro permanece tanto tiempo. Y Chicote, aunque ya no es lo mismo. Y alguna joyería postinera.
Un abrazo.

Alberto dijo...

Recuerdo la emoción que me embargó la primera vez que pisé la Gran Vía, hace ya cuatro años. Las luces de los teatros, las grandes carteleras de los cines, los escaparates de los comercios, las miles de callejuelas que vierten a ella, el impacto de la Casa del Libro para alguien como yo, las miles de personas caminando desde Plaza de España hasta Cibeles. Por no hablar de la arquitectura de sus edificios, representación de Vanguardia madrileña.

Allí comprendí que empezaba a enamorarme de la villa y corte.

Un saludo desde Madrid.

Oso dijo...

Yayo Salva: has vivido la mitad de la vida de la calle, qué envidia, me habría gustado ver la evolución de la calle hasta nuestros días.

Alberto: lo más triste de todo es que millones de personas pasan por Gran Vía a diario sin pararse a contemplar la belleza que alberga. A veces entiendo por qué los que venimos de fuera adoramos Madrid y los madrileños tienen esa extraña relación amor-odio con la Villa. Madrid es una ciudad para disfrutar.

Así que ya saben disfrutad y sed felices.