domingo, mayo 23, 2010

Frases LIII

En una entrevista al comunicador Eduard Punset leí la respuesta a la pregunta "¿Qué se dice cada día para ser feliz?" y me hizo reflexionar:
Que la felicidad es la ausencia de miedo. Puedes tener ansiedad, porque te pone alerta, pero nunca miedo porque interrumpe el crecimiento hasta de las uñas. Intento disfrutar la antesala de la felicidad, la que me lleva a mi objetivo, es algo que deberíamos aprender de los animales. A mí me lo enseñó mi perra.

Me hizo pensar que a veces estamos tan obcecados en el fin, en el objetivo de nuestra felicidad que olvidamos disfrutar de todo lo que hacemos para alcanzar dicho objetivo, para alcanzar la felicidad. Igualmente, al hilo de los medios, el otro día asistí a una charla sobre Innovación y liderazgo (gracias Alberto) en el que se hacía hincapié en que no sólo se puede innovar en el producto sino que también en el proceso. Mi cabeza de ingeniero sólo podía pensar en la innovación aplicable a un producto tangible, sin embargo, con varios ejemplos, me abrieron los ojos para darme cuenta de que tan reconfortante, difícil y valioso es la innovación en el proceso como en el producto.

Con la felicidad puede ocurrir lo mismo: tan valioso puede ser el viaje como el destino.

2 comentarios:

Alberto dijo...

De nada David, fue un placer disfrutar de esa charla y esas ideas contigo y también poder debatirlas.

No puedo mas que estar totalmente de acuerdo con lo que dice Punset. De hecho, ayer mismo lo hablábamos y ya ves que pensamos igual :D Sin embargo, no resulta fácil ver que uno debe disfrutar de la "antesala" de la felicidad. Es un proceso largo y laborioso que exige cambiar nuestra forma de encarar la vida.

Y con tu permiso te cito: "Con la felicidad puede ocurrir lo mismo: tan valioso puede ser el viaje como el destino." Porque el viaje lo he comenzado a disfrutarlo hace poco, pero lo mejor de todo es que no lo hago solo.

Un saludo desde Madrid.

Oso dijo...

Alberto: sólo puedo decir tres cosas: vive, disfruta y sé feliz.