lunes, abril 05, 2010

Un post, un rincón (XXXIII extra!)

Pues sí, hay un extra que estaba reservando para el final. A la vuelta de la excursión por los fiordos Sogne y Nærøyfjord cogimos un autobús en Gudvangen que nos dejó en Voss.


Seguramente alguien haya visto la marca de agua Voss, pues bien, ese agua viene del pueblo noruego del mismo nombre. Pues bien, en ese pueblo cogimos el tren que nos llevaría de vuelta a Bergen. Al montar en el tren, un regional que iba de Oslo a Bergen, nos dirijimos a cuatros asientos que había libres y al vernos una niña, temerosa de quedarse sin sitio donde sentarse, corrió hacia nosotros haciéndose poseedora de su sitio. Su  mirada noruega decía: ¡jum! No me quitéis mi sitio.

Hasta ahí todo normal, sin embargo, empezamos a hablarle en inglés y la niña, esforzándose por recordar todas las palabras que había aprendido en el colegio en clase de inglés, contestó. A continuación el resto de niñas que se encontraban en los asientos de al lado empezaron a gritar y preguntarnos cosas en inglés. Nosotros empezamos a responder y, ya saben como son los niños, que les das un poco de confianza y se vuelcan sobre ti.

- We are from the Misses SomeNorwegianName class. The girls are here and the boys are in the other wagon.

Compartimos con ellas nuestras galletas de chocolate y, la niña que abrió la veda, fue corriendo al otro vagón a avisar a los niños de que había unos españoles con los que estaban hablando en inglés. Acto seguido apareció la niña seguida de un grupo igual de numeroso que el que había pero en este caso de pequeños varones noruegos.

We: Please teach us something to say in Norwegian.


We: Ok, guys! No it's time to sing. Sing us some Norwegian song.


We: Great! Now we are going to sing something to you.


Them: We want to sing another song for you.


Creo que con esta pequeña muestra del viaje os podéis hacer una idea de lo maravilloso que fue volver de visitar los fiordos noruegos.

Como no podría ser de otra forma para inmortalizar el momento un matrimonio de españoles, de Pamplona nos tomó una foto con el maravilloso de grupo de niños noruegos que nos regalaron el que sería el mejor momento del viaje.


UNOLVIDABLE.

3 comentarios:

Feliun dijo...

Genial resumen,David. Fue de los momentazos del viaje sin duda...

Alberto dijo...

¿Quién ha dicho que los nórdicos son gente fría y aburrida? ¿Quién dice que los españoles no sabemos inglés? jejejeje.

Me alegro mucho por todo lo que los tres habéis compartido y vivido en ese viaje.

Esas niñas difícilmente olvidarán que unos extraños de tez morena y pelo oscuro cantaron con ellas y les dieron galletas. Pero vosotros jamás olvidareis el calor de sus sonrisas.

¡Al siguiente me apunto! Y entre tú y yo les cantamos algo en gallego ;)

Saludos desde Madrid. Y he terminado la entrada sin llorar de la emoción, snifff, snifff, maldita sea, si ya sabía yo que :D

Oso dijo...

Feliun: gracias.

Alberto: hay que reconocer que hay alguna metedura de pata por mi parte pero no la voy a sacar a la palestra.

Podríamos cantarles: oliñas veñen, oliñas veñen, oliñas veñen e van, no te vayas rianxeira que te vas a marear.

Disfrutad.