miércoles, marzo 31, 2010

Sobre el apagón analógico

Hoy finalmente ha tenido lugar el archiconocido y archirrepetido apagón analógico. Quien me conozca lo sabrá y quien no se lo voy a decir ahora. Soy totalmente partidario de la digitalización de la información a todos los niveles. Llámenme corporativista si quieren pero la era digital ha sido eso, una nueva era en la humanidad.

Ahora mismo, seguramente estarán pensando: ahora va a venir a contarnos que si la TDT es buena, que si la TDT es la evolución de la televisión, que si patatín, que si patatán... pero no. No vengo a hablarles de los beneficios de la TDT porque sinceramente no los sé. Puedo intuir algunos, por lo que sé de señales digitales, pero no soy experto en la materia. De lo que vengo a hablar es de mi total inconformidad sobre el dichoso apagón analógico.

"Oiga usted, pero si acaba de decir que lo digital es lo bueno y lo analógico es lo malo", sí señor pero no estamos hablando de que yo vea mis películas en un VHS o en un BluRay, estamos hablando de acceso a la información y la "cultura" (entre comillas porque cada vez hay menos cultura en la televisión). No se trata de que yo guarde mis fotografías en formato digital en mi disco duro y no las tenga en papel, se trata de que hoy millones de personas en España no podían ver las noticias o su telenovela favorita (no es gran pérdida pero es un incordio para los amantes de las soup opera). Se trata de que se nos obligue a comprar un apartito aparte del que ya tenemos para poder ver la televisión. Pero vamos a ver, si yo ya podía ver la televisión ¿por qué tengo ahora que comprar un malllamado TDT que me cuesta 50€?
"Mire usted, caballero, es que a las televisiones les sale muy caro el mantener dos señales a la vez". Sí, bueno, y qué. Son empresas y se tienen que adaptar a la normativa nacional en la que operan. Que se promulga una ley que dicta que a partir del 32 de novierro se empieza a emitir la televisión en morse pues a contratar expertos en morse y a emitir se ha dicho. Que no le gusta lo que hay, pues como me decía mi abuela cuando era niño: váyanse a columpiar gallinas.

Como ven, cuando se trata de acceso a la información soy poco transigente. Más o menos todo aquel que lea esta entrada tiene un acceso a internet "garantizado" y tendrá un nivel adquisitivo que le permitirá gastarse 50€ en un TDT. Egoistamente podríamos decir: ¡bah! Si sólo son 50€ que suelto este mes y ya está. Desgraciadamente hay miles de familias que hoy no podrán ver las noticias porque la televisión que compraron hace 10 años y que funciona a duras penas no estaba adaptada a la TDT. Es más no se pueden gastar 50€ en un malllado TDT porque el cabeza de familia está en paro desde hace más de 6 meses, su compañero de fatigas no encuentra trabajo y no tiene derecho a paro y como quieren que sus hijos de 13 y 15 años sigan estudiando no se pueden poner a trabajar. O acaso hemos olvidado que estamos en época de crisis. ¡Qué fácil es olvidar! Como siempre ocurre, para que la gente olvide un problema metámosle otro que parezca mayor o, al menos, de mayor importancia y todos como borregos a olvidar.

Mientras escribía estas líneas me he dado cuenta de una cosa: la TDT no es sólo TDT sino que también es RDT, Radio Digital Terrestre. ¿Por qué con la televisión sí ha habido apagón analógico y con la radio no? Probablemente por el volumen de emisoras que hay.

Bien. Digamos que acepto las condiciones en las que se hace el apagón. A partir de aquí se supone que son todo beneficios, ¿no? Pues no, no se engañen, la Televisión Digital Terrestre es la televisión de toda la vida pero en ceros y unos. Me río al ver los anuncios que dicen: televisión interactiva, televisión a la carta, mejor señal, subtítulos, versión original... Lo más interactivo que puedo hacer con mi televisión es girarla para poder verla desde la cama. Es más, este mediodía hablando con mi hermano del repetido hasta la saciedad apagón analógico le he dicho: ¡vaya! adiós al teletexto. Acto seguido he puesto la televisión analógica y he comprobado que efectivamente no se veía, sin embargo, algo dentro de mí me ha obligado a hacer la misma prueba en la TDT. ¡Oh, blasfemia! El teletexto funciona en la TDT. ¡¡¡Genial!!! La televisión del futuro con formato del pasado.

El teletexto estaba bien en el siglo pasado cuando se pensó que se podía emitir una pequeña señal que transmitiese una pequeña cantidad de información con noticias, información sobre el tiempo, la programación televisiva, el horóscopo, anuncios por palabras. ¿Por qué aprovechar las bondades de lo digital si podemos limitarnos a restransmitir la señal analógica, tal y como la teníamos antes pero en digital? Porque así somos en este país, hacemos lo mínimo con tal de salvar el culo y así nos va. Mañana aparecerá el Teletexto Digital y, ¡oh, sorpresa! que ninguno de los bienllamados decodificadores de TDT estará preparado para ello, así que tendremos que soltar 100€ más si queremos tener acceso a los servicios avanzados que la TDT ofrece. Entonces nos llevaremos las manos a la cabeza... otra vez.

En resumen, puedo ver 25 canales de teletienda, 10 canales adjuntos a las antiguas analógicas que viven de reponer series de los 80 y los 90, 4 nuevos canales de entretenimiento, más las 6 antiguas analógicas (las cifras me las he inventado, cualquier parecido con la realidad es sólo pura casualidad). ¡Genial! Ahora puedo hacer zapping en muchos más canales lo que supone que perderé más tiempo para darme cuenta de que no echan nada interesante en la tele. Bueno, siempre me quedará consultar el horóscopo en el teletexto...

Por lo que a mí respecta la TDT no es más que un fracaso más de cómo no se deben hacer las cosas.

6 comentarios:

J@ich@chu dijo...

Completamente de acuerdo. Un saludo

Peque dijo...

Yo también creo que esto será una cagada por falta de previsión. Caben dos posibilidades:
1) Que cómo dices, en el futuro nos sea necesario adquirir nuevos TDTs para sacarle partido a la tecnología

2) Que con nuestro conformismo habitual, decidamos que el teletexto convencional, los canales de m... ,etc, son suficientes, y mientrás tanto otros países avanzarán dando mejor uso a la tecnología disponible, mientras aquí seguimos en el paleolítico, con manda SMS al 5555...

raul_ams dijo...

- ¿¿Y la chapuza de la TDT vs TDT de pago...??? Otro aparatito más a la cesta de la compra...

- Con todo esto del apagón, por lo menos en mi entorno, escuchaba algo que me dejaba atónito: resulta que he escuchado numerosos comentarios sobre el engorro de tener que usar 2 mandos debido a que se conecta a la TV un aparato más. Y debido a esta molestia pues la gente se compra un LCD nuevecito para sustituir el viejo TV de tubo que funciona a la perfección.

Joer, pues yo no uso dos mandos. Me llega y me basta con el mando de la TDT para poder usar mi TV.
Además me niego a tirar a la basura mis teles que funcionan bien y para ver la basura que me ofrecen a determinadas horas del día están demás.

- En cuanto a las bondades de la tedete creo que a día de hoy sólo se nos vende humo.

salu2!!

Oso dijo...

J@ich@chu: me alegra verte por aquí.

Peque: siempre estaremos a la cola de Europa y cada vez más cerca del final porque, por lo que he visto hasta ahora, todos los países que podrían estar "más atrasados" que nosotros hace unos años llevan la marcha de convertirse en países poderosos.

raul_ams: pues sí, gracias por apuntar el tema de la TDT de pago. Se me había olvidado.

Disfrutad.

Alberto dijo...

Querido Géminis:

Nicholas Negroponte, un gurú de las nuevas tecnologías hablaba ya en el año 2.000 en un libro suyo, "El mundo digital: el futuro ha llegado", sobre las ventajas de la comunicación y el conocimiento en formato digital y, mira por donde, también de la televisión. Ya entonces, criticaba la falta de miras que padecían las instituciones públicas y sobre todo para él, la Unión Europea, sobre el tema de la televisión digital.

Se centraba sobre todo en lo mal que se estaba llevando la transición de uno al otro formato, la falta de valentía para dotar de auténticos contenidos y explotar el potencial digital, etc. Decía que ni los consumidores no familiarizados con las nuevas tecnologías iban a demandar una TDT digna, ni las cadenas iban a ofrecer nada nuevo bajo el cielo, sino una multiplicación del modelo analógico (más canales, mismos contenidos, ninguna novedad).

En España el tema es más clamoroso aún porque ni se ha asegurado su recepción en todos los lugares, ni se han puesto soluciones para los casos más complicados. Empresas, ayuntamientos, comunidades y ministerio se tiran los unos a otros la culpa de la existencia de zonas oscuras.

¿Y todo para qué? Pues para seguir negando algo que es cada vez más claro: la TV está acabada. Los jóvenes usan cada vez más el PC para acceder a contenidos televisivos bajo el lema "cuando quiera, como quiera y lo que yo quiera." Y cuando digo que la tele está acabada no hablo de las productoras, sino de la tele como ese aparato que ocupa el espacio central del salón, que reúne a la familia y demás.

Por lo demás, querido Géminis, en lo laboral seguirás creciendo no sin dificultades. El dinero no supondrá un problema mientras seas cauto en su gasto. Por el amor no te preocupes, aquellos que te quieren de verdad siguen a tu lado y si mantienes la esperanza, alguien especial llenará tu corazón.

¡Ten especial cuidado con el estrés, aunque no lo notes, a la larga lo acabarás pagando!

Día de la suerte: todos los que no sean de mal fario.

Nº de la suerte: lo sabrás cuando aciertes el euromillones.

Un saludo desde la constelación de Ganimedes, xiu, xiuuuuu, xiu, Carrrlo Gesuuuu, xiu, xiu.

PD: Si quieres conocer tu e-mail astra envía: @ASTRAL al 5555

Oso dijo...

Alberto: sí hay que reconocer que la TV como medio está muerta pero las cadenas sí están sabiendo atender, de mejor o peor forma las necesidades de las nuevas tecnologías pues la mayoría ya se ha apuntado a proporcionar sus programas a través de internet. Le falta mucho por mejorar pero el primer paso está dado.

Disfruta.