martes, febrero 02, 2010

Frases XLVI

Sabina: La ciudad es muy cara (Buenos Aires), está hecho para ricos.
Jordi: ¿Y qué somos nosotros?
Sabina: Pobres. Pobres con pasta.

7 comentarios:

raul_ams dijo...

Pobres o ricos, que más da. La realidad es que somos esclavos del consumismo.
Esto lo mas triste.

salu2!!

NOTA: que grande es Sabina

Alberto dijo...

Pues esta vez no tengo más que disentir contigo, raul_ams, y con Sabina. Me gustan sus letras pero no me gusta nada su ideología política.

Peor que ser consumista es no poder consumir, y eso es lo que no pueden hacer millones de personas en el mundo.

Sabina representa la mentalidad de un progresista trasnochado, que dice ser de izquierdas y defender al trabajador mientras se hospeda en hoteles de cinco estrellas, bebe whisky de gran reserva y viaja en primera clase exclusiva.

Si no fuera por el consumo nadie iría a sus conciertos pagando una entrada, ni compraría sus discos ni sus libros.

Eso tiene un nombre: DEMAGOGIA

raul_ams dijo...

Aclaro un poco más.Lo que si critico es el consumir por consumir:

- el móvil de ultimísima generación, llenando los cajones de casa de teléfonos que funcionan perfectamente.
- si mi vecino le compra un coche a su hijo porque ya tiene 18 años yo no puedo ser menos.
- si mi cuñada se va de vacaciones, como vamos a ir nosotros.

etc, etc,..
Esto es lo que critico amargamente.

En cuanto a Sabina, como muchos otros, está lleno de luces y sombras.

salu2!!!

Feliun dijo...

Mi interpretacion de la frase es diferente, a pesar de que estoy de acuerdo con ambas opiniones. Creo que el hecho de decir que somos pobres pero con pasta,no se refiere a una pobreza económica, sino más bien humana, espiritual. Tenemos dinero, sí, ¿y qué?
¿Tenemos valores? ¿Principios? ¿Somos solidarios, empáticos? ¿Humanos?
Esa para mí es la verdadera riqueza de una persona.

Alberto dijo...

Estimado Feliun,

Todas esas preguntas deberían converger en: ¿tengo valores? ¿principios? ¿soy solidario, empático? ¿humano?

Aclaro, no quiero meterle en un común denominador, pero todo el mundo anda preocupado por los valores del mundo y sus principios, sin embargo, parece ser que nadie se hace las mismas preguntas a uno mismo, que es el primer paso. Luego deberíamos hallar las respuestas, pero ese proceso es muy largo, y por lo general acaba ocupando toda una vida.

Lo que si me permito, y perdón por la desfachatez, es recomendar a todos los lectores del blog a usar con cuidado expresiones del tipo: ya no hay valores, no tenemos principios, etc. El hombre actual, y por ende, la sociedad en la que vive, siempre va a poseer una serie de valores. El quid está en que esos principios cambian, nunca son los mismos. Podemos comprobarlo preguntando a gente mayor, a nuestros padres o personas más jóvenes que nosotros. Veremos que cada uno tiene unos valores diferentes y que los jerarquizan de forma desigual.

Un saludo desde Madrid.

Feliun dijo...

Absolutamente de acuerdo contigo. La pregunta más bien sería: ¿Conoces tus valores? La pobreza humana, en mi opinión, comienza con el desconocimiento de uno mismo. Nosce te ipsum.

Oso dijo...

raul_ams, Alberto, Feliun: antes de nada gracias por este intercambio de opiniones que habéis proganizado. Hacía tiempo que el Rincón Barrido no disfrutaba de una vida como la que le habéis dado.

Sobre el tema que nos acoge. Mi interpretación individual iba más orientada a los orígenes del artista, como haciendo hincapié en que provenía de una familia humilde.

Sobre la demagogia y/o hipocresía de los artistas, decir que todos lo hacen, colaborando en galas contra la pobreza, intentando sacar dinero para los más desfavorecidos pero alojándose en lujosos hoteles, viviendo en Miami, lo cual, dicho sea de paso, no deja dinero en España, y comiendo puntas de espárrago etíope con crema de caviar congoleño.

¿Principios sí? ¿Principios no? ¿Valores sí? ¿Valores no? Cada uno que haga su evaluación interior. En mi interior tengo de ambos principios, valores y no me considero consumista (aunque lo sea).

Un abrazo a todos.

Disfrutad.