martes, noviembre 03, 2009

Las Zetas de la Pedriza

El pasado 24 de octubre me aventuré a seguir una ruta que me había enviado un compañero de trabajo de nombre Las Zetas de la Pedriza. La Pedriza es una zona de la sierra de Guadarrama (ubicada en el famoso Sistema Central que divide la meseta peninsular en Submeseta norte y Submeseta sur, ¿lo recuerdan?) a la que se accede desde Manzanares el Real.


Ver Las Zetas De La Pedriza en un mapa más grande

Es obvio, después de ver el plano de la ruta, por qué le llaman Zetas de la Pedriza.

Como pueden ver en el mapa yo empecé justo antes de entrar en el parque regional (el punto verde indica el punto de inicio) salvando, nada más empezar, el pequeño puerto de Quebrantaherraduras.

He de reconocer que la ruta es algo dura ya que, desde que se baja el puerto de Quebrantaherraduras, es todo subida durante 20 kilómetros. Hacia el kilómetro 15 hay un desvío (haciendo la ruta en el sentido contrario a las agujas del reloj se toma el desvío a la derecha) que nos lleva por una pista menos rodada que la anterior y donde la vegetación empieza a escasear. Esto provoca que las ráfagas de aire sean más fuertes y se dificulte el equilibrio sobre las dos ruedas.

Si bien es cierto que es la parte de la ruta que más dureza supone, sobre todo por la combinación terreno-pendiente, también es la parte que más belleza paisajística demuestra. ¿No me creen?



En el punto más alto de la ruta, a unos 2000 metros sobre el nivel del mar, paré a reponer fuerzas y pude embriagarme con la belleza de una de las vistas de Madrid más bonitas de las que hasta hoy he podido disfrutar.



Y que se gana el honor de ser la cabecera del blog durante los próximos meses.



No me queda sino comentar que ya está pensada una nueva salida, con más kilómetros, para dentro de un par de semanas.

3 comentarios:

Alberto dijo...

¡Qué ganas tengo de comprobar si mis clases de spinnig dan su fruto a campo abierto! Tengo que hacerme con una bicicleta y retarte a una ruta :D

Saludos desde Madrid.

Yayo Salva dijo...

Te admiro, amigo Oso. Yo anduve por allí hace años, pero "a pata", con mis viejas chirukas.
Un abrazo.

Oso dijo...

Alberto: el movimiento de la bicicleta es muy distinto que en la estática, además en este tipo de rutas el firme influye ya que te encuentras con piedras de tamaño considerable que hay que esquivar...

Yayo Salva: tengo pendiente hacerlo a pie, disfruté mucho del paisaje. Por supuesto lo haré a pie también calzado con mis botas que, aunque no son unas chiruca, se lo montan bastante bien en este tipo de terreno.

Disfrutad.