viernes, septiembre 18, 2009

Un post, un rincón (XXV)

De nuevo vengo, armado con el palo de mi escoba, para mostrarles un nuevo rincón. Barcelona es conocida por tener a un lado el mar y al otro lado la montaña. Mucha gente se para a disfrutar de la frescura que da el agua pero pocos disfrutan de la belleza de la montaña.

Tibidabo es el pico más alto de la sierra Collserola, con 512 metros, que franquea la zona oeste de Barcelona.

Subir al Tibidabo tiene, a mi parecer, varios atractivos. El primero de todos es poder disfrutar de unas magníficas vistas de toda la ciudad así como de la zona del Vallés, ya que la sierra Collserola separa la ciudad de Barcelona de gran parte de las ciudades que albergan mayor cantidad de habitantes, como por ejemplo, Sant Cugat del Vallés.



Otro atractivo destacable es el famoso Parque de Atracciones Tibidabo. El centenario parque data de 1899 y es muy conocida la atracción de El Avión. Se trata de una réplica del primer avión que realizó el viaje entre Barcelona y Madrid y lleva en funcionamiento desde 1928. Es tan importante la atracción que forma parte principal del logotipo del parque.



Por último, en la sierra Collserola se encuentra la Torre de Comunicaciones Collserola. Desde esta torre, de 288 metros de altura, se realizan la inmensa mayoría de las comunicaciones audiovisuales de la ciudad y alrededores. El principal atractivo de esta torre es su planta 10. En ella se construyó un  mirador de forma que se puede caminar alrededor de la torre disfrutando de las vistas tanto de Barcelona como de la zona del Vallés. Como curiosidad de este mirador decir que encima y debajo de cada ventana aparece el nombre de una ciudad que se encuentra en esa dirección y la distancia hasta la misma.





Se trata de una visita obligada para los amantes de las vistas panorámicas y de conducir por carreteras con muchas curvas.

2 comentarios:

Alberto dijo...

Sacando un segundo de no sé muy bien donde, tengo que decir que la fotos me traen unos recuerdos maravillosos de Barcelona.

¡Qué ganas tengo de volver por allí!

Un saludo desde Madrid.

Oso dijo...

Alberto: yo también he disfrutado mucho en Barcelona aunque haya estado más por obligación que por devoción.

A ver si conseguimos vernos pronto.

Disfruta.