lunes, mayo 18, 2009

Crónica: II Vuelta Nocturna al Anillo Ciclista


¡Qué decir! Ciertamente una experiencia irremplazable, que no irrepetible. El grupo de Pico y pala salimos algo más tarde que el primer grupo debido a un ligero retraso del coche de apoyo, sin embargo, mereció la pena la espera. El coche de avituallamiento nos guardaba una agradable sorpresa.
Pedalear de noche es curioso pero más curioso es pedalear en completa oscuridad, iluminado apenas por la luz de una pequeña linterna.
Ahora bien, tan importante como hacer deporte es descansar y tanto o más importante que un buen descanso es una buena alimentación. Y qué mejor repostaje que un rico bocadillo de panceta después de 20 kilómetros de pedaleo.
Sí, amigos, estáis viendo bien: un grupo electrógeno, una plancha y una cantidad generosa de panceta, chorizos y morcilla de la mano del Chef Dani.
Muchas anécdotas y muchas historias. 3ike cuenta las suyas y en ¡es por madrid! cuentan su experiencia.
En 3ike mencionan la historia de Eva, que sufrió un serio accidente, provocado por una botella y piedras curiosamente colocadas en medio del carril bicicleta. Sirva esta mención para desear su pronta recuperación y para remarcar la importancia del casco.
¿Un titular? Deporte, luz y oscuridad a dos ruedas.
Más fotos aquí.

6 comentarios:

Alberto dijo...

Genial la vuelta! De no haber estado en Burgos el fin de semana, podría haberos visto pasar muy cerca de mi casa.

Además es un trayecto que me conozco bien porque solía hacermelo caminando el verano pasado, desde casa de campo hasta el centro comercial de Aluche. Algún día lo haré en bici.

Saludos desde Madrid.

PD: ¡Menos coches, más bicicletas!

Engendro dijo...

David!!!! muy buena ruta! menos mal que te animaste al final!
A mí me gustó mucho. Incluso había tramos que no parecía ser madrid... aunque al final ... estaba un poco cansado y deseando llegar. Por cierto. ahora entiendo lo de "las cuestas de Aluche". Vaya tela de cuestas!!!
un abrazo!
saul

raul_ams dijo...

jajaja...pero vamos a ver deporte y panceta, chorizos y demás no son compatibles; donde ha quedado el agua con azucar para las agujetas... En fin Viva el colesterol!!

salu2!!

Que suerte poder disfrutar de unas rutas así...

Oso dijo...

Alberto: tú lo has dicho, menos coches y más bicicletas. Se necesitan biciosos.

Engendro: lo cierto es que de noche tiene su encanto. De día también está muy bien así que a ver si nos ponemos un día con Israel y Ángel.

raul_ams: el agua con azúcar no es nada bueno para las agujetas. Lo mejor para las agujetas es la panceta y el chorizo. Lo leí en un artículo de una revista muy seria, creo que se llamaba Saber vivir o algo así... Oye tú no te quejes que Coruña también da mucho de si, ¿eh? Imagínate subir al Monte Santiso, bajar e ir a la Torre de Hércules. Tengo una espinita clavada con la bicicleta y Coruña...

Abrazos y gracias por vuestro tiempo.

alvaro dijo...

Si si, pero tu intenta subir o bajar el monte a las 3 de la mañana. Si lo consigues sin destrozar el casco en el intento, te felicito ;))

Pero lo que no tienes es ese fantástico mar del que disfrutar montando el bici.

sau2!!

Oso dijo...

alvaro: cierto, bajar del Monte Santiso debería considerarse deporte de riesgo. Lo de montar pegado al mar es algo que me gustaría hacer.

Un abrazo y gracias por tu tiempo.