domingo, abril 05, 2009

Estocolmo: ciudad de Nobel

Eso es amigos, la ciudad de visita de nuestras vacaciones fue Estocolmo. Estocolmo, la capital de Suecia, es una ciudad compuesta por una serie de islas unidas todas ellas por puentes. Estocolmo es la ciudad de Alfred Nobel, de Ingrid Bergman o de Greta Garbo.
¿Qué debería destacar de Estocolmo? Pues que en plena primavera pudimos disfrutar de temperaturas bajo cero e incluso una pequeña tormeta de nieve.
Gamla Stan es el nombre de la isla que alberga la parte más antigua de Estocolmo.
En Gamla Stan se encuentra el castillo Tre Kronor construido por el noble Birger jarl.
En esta isla también se encuentra el Museo Nobel abierto en honor del cumplimiento del 100 aniversario de los premios Nobel.
En la isla Södermalm se encuentra el mirador de Katarina desde donde se pueden sacar unas fantásticas panorámicas de la ciudad.
La isla Djurgården es la anfitriona del Museo Nórdico y del Museo Vasa. En el museo Vasa se expone el recuperado barco de penosa vida en el siglo XVII. Y digo penosa vida porque naufragó en su viaje inaugural con un una brisa leve y con el mar en calma.
Los responsables del diseño y la construcción fueron absueltos de cualquier culpa ya que todas las decisiones claves habían sido impuestas por el rey Gustavo II Adolfo. La altura del barco, el poco peso y la alta línea de flotación hicieron sucumbir al bellísimo Vasa ante una leve brisa.
El Vasa fue recuperado en el año 1961 cuando se comenzó su reconstrucción hasta conseguir su estado actual.
Como ya he dicho, pudimos disfrutar del clima nórdico sufriendo hasta -5º C, sin embargo, en cuanto a la climatología hay que destacar varios detalles. Todas las infraestructuras están perfectamente adaptadas a la nieve y el hielo. De hecho por toda la ciudad se pueden ver cajas de arena para evitar el hielo en las calles.
Habrá quien piense: ¿por qué no usan sal como se hace en España? Pues bien, la razón de usar sal es porque el agua salada tiene un punto de fusión más bajo que el agua dulce. El problema es que ese punto de fusión sigue siendo alto para las temperaturas que se alcanzan en Estocolmo en invierno. El tema tiene una base teórica en la química y se llama fusión autéctica.
Sólo añadiré una cosa más lago congelado. Gráficamente:
No nos atrevimos a andar por el hielo porque no vimos nungún holmense (gentilicio de los ciudadanos de Estocolmo) pero la capa de hielo puede llegar a los 30 centímetros y es normal ver a gente pescando o montando en bicicleta por encima del hielo.
Una última curiosidad puede nevar durante varias horas y cubrir toda la ciudad de nieve pero al día siguiente puede no haber ni gota de nieve.Basta ver las fotos de la ciudad el viernes por la tarde y cómo se encontraba el sábado a medio día.

Como de costumbre el album completo se puede ver aquí.

4 comentarios:

envidia cochina dijo...

Que cabrón (si se me permite la expresión :P)

Oso dijo...

envidioso cochino: se te permite.

Un abrazo y gracias por tu tiempo.

Alberto dijo...

Bon dia Madrid, saludos desde Barcelona. He visto algunas fotos, y cuando regrese a la ciudad más chulapa de España, me detendré con más calma.

Saludos desde Barna. Adeu :D

Oso dijo...

Alberto: disfruta de Barcelona. Las fotos seguirán aquí cuando vuelvas.

Un abrazo y gracias por tu tiempo.