domingo, septiembre 21, 2008

Un post, un rincón (VIII)

Hoy les traigo uno de los rincones que más tranquilidad y placer me da: Santiago de Compostela. Nada hay que se pueda decir sobre la ciudad del Apostol, cualquier palabra se queda corta para describirla. Es andar por calles con siglos de historia, saber que por esas calles han pasado infinitos peregrinos en busca de la fe, es ver una catedral que comenzó siendo románica y pasó por todo tipo de remodelaciones hasta llegar a ser lo que es.
El álbum que hoy les traigo es una mezcla entre unas fotos que hice con la primera cámara digital que me compré, hace ya tres años largos, y las fotos que tomé en la última visita este verano. Santiago de Compostela no es para ver en fotos, es para visitarlo y perderse por sus calles con ese encanto especial que sólo ciertas ciudades desprenden. Así que ya saben a hacer el camino de Santiago se ha dicho.

2 comentarios:

Alberto dijo...

http://picasaweb.google.com/davidroncero/SantiagoDeCompostela#5238052966649822546 Esa foto me encanta, resume tan bien Santiago, esas casitas con tejado de teja, las nubes en el horizonte amenazando lluvia, el ambiente frio que se compensa con el calor de sus gentes y sus bares. Buen reportaje fotográfico.

Saludos desde Madrid.

Oso dijo...

Alberto: pues sí, esta foto a mí también me encanta. Sé que Santiago da más de sí de lo que este reportaje muestra pero requiere tiempo y calma en las tomas.

Un abrazo y gracias por tu tiempo.