martes, septiembre 23, 2008

Un post, un rincón (IX)

Hoy tres rincones de mar: La Guardia, Baiona y La Toja.
Como muchos ya sabrán la isla de La Toja es famosa por dos cosas: por la tradición conchera y por el jabón. La Toja se encuentra en la ría de Arousa y se accede a ella a través de O Grove.
 
Una de las curiosidades de la isla es que existe la tradición de firmar en las conchas que están pegadas en las paredes de la Casa de las Conchas.
El segundo rincón de hoy se trata de Baiona. Es un municipio que se encuentra en la provincia de Pontevedra. Este pequeño pueblo es famoso por la llegada de Alonso Pinzón en 1493 de vuelta del primer viaje a América lo que lo convirtió en el primer pueblo en conocer el descubrimiento de América.
Hace gala de una reproducción de la carabela de Alonso Pinzón, no sé si a tamaño real. Estar dentro te traslada a la época del descubrimiento y te hace sentir, o al menos imaginar, lo que sintieron aquellos al arrivar a lo que pensaban que eran las Indias.
El tercer y, no por ello menos bello, último rincón es A Guarda. El río Miño nace en la Sierra de Meira y recorre 308 kilómetros hasta que desemboca. ¿Dónde? Pues sí, en A Guardia.

En A Guarda, además de contar con unas vistas tan maravillosas como las que se muestran en las fotos,  podemos disfrutar de un yacimiento arqueológico, más concretamente de un castro. El de Santa Tegra es un bellísimo castro que estuvo ocupado desde el siglo I a.C. y el siglo I d.C. de forma continuada. Si lo pensamos detenidamente paseando por el castro estaremos pisando un suelo que fue habitado hace más de 2000 años. Hace que uno se sienta pequeño.

3 comentarios:

Alberto dijo...

Que de recuerdos me traen las fotos de A Guardia. Fui cuando era un mocoso, unos once o doce años, y me quedé impresionado de como rompían las olas en las rocas, de las vistas desde todo lo alto de los castros. Para alguien de interior, ver aquello, la fuerza del mar, el viento y la resistencia de la roca me fascinó. Gracias por volver a traerme esas sensaciones.

Un saludo desde Madrid.

PD: ¿Para cuándo unas fotos de los intrépidos viajeros? :D

guardian dijo...

Curioso reportaje fotográfico. Me ha llamado la atención por las diferentes formas de hacer turismo.
No se si no has mostrado todo lo que viste o las prisas, amigo mio, te traicionaron. ¿Te acuerdas del post en el que comentaba lo de las "turistadas"? Pues aquí tenemos varios ejemplos.

De la Toja casi no digo nada porque lo que hay es el balneario y si no lo disfrutas no hay mucho que hacer . Puedes dar un agradable paseo, ver la susodicha casa de las conchas y mirar paisaje. No es mi lugar favorito aunque se quedaron una par de cosas por ver que quiza mejoraran el resultado global...

Pero en Baiona, "me niego a creer" que sólo visitaras la Carabela de uno de los Pinzones. ¿No diste un paseo por el interior del pueblo con sus calles peatonales y casas de piedra? A mi me parece muy chulo (aunque mejor verlo con no demasiada gente). Por no hablar del paseo que hay alrededor del Parador con vistas de las Cies, de la playa de América...Si no lo viste "tes" que volver que te has perdido mucho. Lo curioso que yo desde hace 3 o 4 años voy al menos un dia al año a Baiona y nunca he visitado la Carabela...

Y de A Guarda pues lo más espectacular es el Monte de Santa Tecla con las vistas de la desembocadura del Miño. El castro también mola. Pero me parece muy recomendable dar un paseo por el puerto que se ven las casitas de colores y tal. Y ademas se come muy bien...

Una vez realizadas las pertinentes, y quiza pedantes, regañinas me despido.

Aburiño

Oso dijo...

Alberto: la primera vez que fui a Finisterre acababa de llegar a Galicia. Mucho ha llovido desde entonces y más en Galicia.

guardian: ¡ay! Querido amigo, quién dispusiera de una eternidad para disfrutarla. Lo de Baiona tiene explicación paramos a comer y dimos un paseo cortito para bajar la comida. Galicia le gustó mucho a Ella así que volveremos.

Un abrazo muy fuerte y gracias por vuestro tiempo.