viernes, septiembre 05, 2008

Un post, un rincón (III)

Lo que hoy vengo a presentarles no es ni mucho menos un rincón, son muchos rincones. Cuando llegamos al hotel la señora de la agencia de viajes nos habló de una ruta en barco que duraba varias horas con comida y bebida incluídas. Nos dijo que todo el mundo que iba se quedaba satisfecho. En absoluto no mentía. Los encargados de fletar esta ruta son una familia (marido, mujer y dos hermosas y majísimas hijas) y un marinero que están al frente de Mallorca Dreams. Desde luego el nombre sí le hace justicia.
Además de poder ver de cerca las grutas que el mar orada en la roca, puedes ver a una niña de menos de dos años tripular un barco, así como bañarte en playas casi vírgenes con aguas auténticamente cristalinas. Lo más divertido del viaje: saltar desde lo alto del barco al agua. Abtenerse cabezas blandas.

4 comentarios:

Alberto dijo...

Precioso viaje en barco sin duda, bellas imágenes y estupendas fotos.

Lástima que no haya instantáneas de la entrada en el agua para comprobar si ha clavada ha sido perfecta y digna de medalla ;D .

Un saludo desde el cada vez más otoñal Madrid.

turistado dijo...

La palabra turistada tiene, normalmente, un matiz negativo que sugiere engañifa. No en mi caso: una turistada es aquello que se tiene que hacer en el lugar que estás visitando ("lo que tiene que ser, será porque no queda otro remedio") tanto si el resultado es bueno como si no. No se puede ir a Paris y no subir a la Torre Eiffel. Se puede pero no es lo mismo...

Esto que habeis hecho parece una turistada de las buenas. Sobre todo, porque si no la haces, te quedas sin ver esas vistas y, probablemente, esas aguas cristalinas. Es increible el cambio del punto de vista que supone ver una costa desde un barco. Es ir "al otro lado". Hay que vivirlo...

¿Has probado a ver un rio desde dentro? No me refiero al típico barco que recorre el Guadalquivir para enseñar Sevilla, me refiero a un rio en la montaña en una piragüa o similar. Todo cambia, y suele ser a mejor.

SALUDOS

A do outro lado da xanela dijo...

sólo las cabezas blandas... o también la gente con tendencia a darse barrigazos???

No lo digo por nadie, no vayas a pensar que me estoy refiriendo a mí misma ni nada así... jajajajaj!

Un beso!

Oso dijo...

Alberto: ya te digo yo que la entrada levantaba agua a mansalva. Piensa que eran casi 90 kilos entrando en el agua.

turistado: ¡jo! Pues yo estuve en París y no subí a la torre Eiffel, pero a París tengo que volver y entonces sí subiré, lo prometo. Recuerda que aún nos queda una multiaventura que hacer, jajaja.

A do outro lado da xanela: si tienes algun/a amigo/a que da barrigazos mejor abstenerse, que tiene que ser doloroso.

Besos y gracias por vuestro tiempo.