jueves, julio 03, 2008

Frases XXXIII

Muchas de las historias que cuento, no son más que hechos cotidianos de la vida que, simplemente, hay que adornar. Hoy leyendo unas cuantas perlas de sabiduría comprimida he encontrado esta:
Para que el hecho más trivial se convierta en una aventura es necesario y suficiente que uno se ponga a contarlo.
Jean-Paul Sartre (filósofo, escritor y dramaturgo francés)
Así que ya saben sólo hay que contar las cosas para que se conviertan en una aventura.

3 comentarios:

Alberto dijo...

"Perez Buendía realizaba todos los días el mismo ritual. Llegaba a su casa, se quitaba la ropa de trabajo que desprendía el olor a una dura jornada laboral, se duchaba, preparaba un té y sentado en su sillón preferido, se preparaba para hacer su recorrido habitual por sus blogs favoritos. Sin embargo, lo que Perez Buendía no se esperaba es que hoy en vez de leer sus blog, lo único que podía leer en la brillante pantalla de su portatil era....."

Un saludo desde Madrid.

P.D. : ¿Alguien qué quiera continuarla? xD

Rocío dijo...

Alberto, yo no me atrevo, por temor a estropearlo,... porque lo que venía a decir, Oso, es que no basta con ponerse a contar las cosas, hay que tener arte como vosotros pa contarlas. Eso es lo realmente complicao! ;) Que paséis un fin de semana genial! Requetebesos!

Oso dijo...

Alberto: quizá algún día...

Rocío: lo que sí quería decir es que no siempre lo más aburrido tiene que ser lo menos interesante. Y no digas que no tienes arte porque sólo hay que ver tus dibujos.

Besos y gracias por vuestro tiempo.