sábado, enero 26, 2008

Desde el infierno

Releyendo los comentarios a algunas entradas, me he encontrado con una perla de mi propia cosecha. A mí me ha gustado así que la reproduzco.
Cuando uno cree estar en el infierno sólo queda mirar hacia arriba y ver la luz.
Yo (persona humana y librepensador)

6 comentarios:

Alberto dijo...

Aunque tu frase es como siempre un muy buen consejo, estando en el infierno tampoco biene mal algo frio para tomar y un abanico ¿no?. :D Ahora en serio, el problema de los infiernos personales es que nos metemos nosotros solitos dentro (la mayoría de las veces pero no siempre) y muchas veces no somos capaces de encontrar la puerta de salida. No está mal que alguien nos recuerde de vez en cuando que para salir del pozo no hace falta nada más que levantar la cabeza, mirar hacia arriba y ver el cielo. Si, muchas veces para salir de ese infierno necesitamos a alguien, aunque sólo sea para indicarnos el camino.

Un saludo desde Madrid.

PD. Me gusta de lo librepensador.

Oso dijo...

Alberto: no siempre nos metemos nosotros sólos en esos infiernos personales. En ocasiones los demás suben tanto que nos dejan hundidos en el infierno. Como ya dije en su día: pesimistas hay muchos como para que yo lo sea. Al final del camino siempre hay luz, aunque no la veamos.

Un saludo y gracias por tu tiempo.

Ashanti dijo...

Yo me encuentro en el tercer circulo del infierno según Dante :D


Saludos

Oso dijo...

Ashanti: pues ya sabes que desde el infierno sólo se puede mejorar.

Un saludo y gracias por tu tiempo.

Nany dijo...

Hasta en el mismo infierno hay luz, solo basta con ver las que generan el fuego.

Oso dijo...

Nany: optimismo, esa es la clave para una vida feliz.

Besos y gracias por tu tiempo.