lunes, octubre 29, 2007

Aún hay una luz al final

Salir de casa a las 6.30 de la madrugada, trabajar sin descanso durante no quiero saber cuántas horas, engullir en lugar de comer para recuperar el ritmo de trabajo, sobrevivir a base de cafeína, dormir las horas justas para recuperar fuerzas para otro duro día de trabajo, dejar de lado unas cosas para darle prioridad a otras... Todo aliñado con grandes dosis de un extraño sentido del humor con los compañeros de trabajo.


Sólo hay que saber mirar la realidad con los ojos adecuados para ver que al final del día siempre hay rayos de luz que te hacen la vida especial.

9 comentarios:

Alberto dijo...

"Hay algo que da esplendor a cuanto existe, y es la ilusión de encontrar algo a la vuelta de la esquina."

Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) Escritor británico

El despertador no perdona y el frío es el único que te recibe a esas horas de la mañana. Ojos caidos y cansados que se adentran en una estación y ven pasar paisajes y luego se encierran en cuatro paredes de duro trabajo. La vuelta no es mejor y el cansancio hace mella, pero algo torna lo gris en claro, y de repente eres capaz de conseguir que un lunes cualquiera se vuelva luz y magia. Eres un genio niño, enhorabuena.

Un saludo desde Madrid.

jose guillermo dijo...

Hola estoy creando un periódico digital y me gustaría que colaborases conmigo.
Agrégame a Messenger y hablamos.
Un saludo. Jose Guillermo. Lonuestro27@hotmail.com

Engendro dijo...

Ciertamente, hay luz donde menos te los esperas. Es m�s, hay luz all� donde nunca miramos. Levanta la cabeza m�s amenudo y admira el firmamento en tus trayectos de ida y vuelta al gran Hell (que en invierno es de noche). Podr�s ver luz en el camino, luz antigua, ancestral. Luz incluso del origen del universo que te puede dar una idea de lo poco que pintamos aqu�.

Bueno, despu�s de estas reflexiones voy a ver si ha terminado de sincronizarse el eclipse.

... y no te olvides... we're on a Raaaailway to HELL !!!!!! Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!! (grito heavy)

Altair, en el �guila

Fanático dijo...

ole tus huevos!!... tiene merito hacer todo eso, y encima ver la luz al final

Oso dijo...

Alberto: muy buena frase. Celebro haber convertido tu lunes en casi un sábado.

jose guillermo: agradezco tu invitación pero no puedo comprometerme con algo que no sé si cumpliré.

Engendro: nunca hay que dejar de buscar la luz. Sobre todo porque cuando uno se encuentra on a railway to hell, ¡¡¡aaaaah!!! las cosas sólo pueden mejorar.

Fanático: mis huevos te agradecen tus palabras. Creo que hay demasiados pesimistas para que yo me una a ellos. Luz siempre hay, sólo hay que saber mirarla o esperar a que aparezca. Que yo sepa jamás ha anochecido que no haya amanecido.

Saludos a todos y muchas gracias por vuestro tiempo.

Rocío dijo...

Aqui venga, a dedicarte un ratito de mi tiempo, jejeje... he estao leyendo tus anteriores post, pa ponerme al día, y bueno, referente a este último me resulta adorable que acabes el post indirectamente refiriendtote a María... desdeluego debe ser una persona encantadora porque te tiene fritito, jejejeje... anda, un besote pa los dos! y ... felices madrugones!

Oso dijo...

Rocío: qué bueno verte de nuevo por estos rincones que tanta pelusa acumulan tiempo atrás. Respecto a María, ella es mi rallito de luz al final de día y desde luego que es encantadora, la más encantadora que jamás he conocido.

Felices madrugones a ti también (si madrugas) y muchas gracias por ese valioso ratito que me has dedicado.

Nany dijo...

Que bonito que pueda mirar esas luces y que al final del día puedas reconocerlas

Oso dijo...

Nany: cuando uno cree estar en el infierno sólo queda mirar hacia arriba y ver la luz.

Besos y gracias por tu tiempo.