martes, marzo 27, 2007

Ya era hora: Bélgica

Vale, vale, vale. Lo sé, se está acabando el martes y todavía no os he contado qué tal ha ido el viaje, asumo mi retraso. Lo siento. Parece que mis días van teniendo cada vez menos horas. A lo que vamos.

El viaje ha sido... veamos si encuentro palabras... bueno, especial, increíble, inolvidable, espectacular, irrepetible, bonito, magnífico... por decirlo de alguna forma.

El miércoles lo pasé entre aeropuertos, estaciones de tren y en busca de lugares dónde comer y cenar. Aunque tuvimos tiempo de visitar un poco la ciudad. Desgraciadamente para mí y quizá para los que le gusten las fotos que hago no me llevé el mini trípode y las fotos no son lo que yo esperaba. Gante es una ciudad pequeña pero acogedora y con el encanto de un rinconcito donde te encuentras como en casa. A primera vista, para alguien español, llama la atención la cantidad de bicicletas que se apilan por toda la ciudad. Y digo apilar porque en mucho casos las bicicletas no siguen un orden sino que simplemente se dejan tiradas.


De noche, que es cuando más pude disfrutar de su belleza, los canales que atraviesan la ciudad le dotan de un encanto del que pocas ciudades pueden hacer gala. Véanlo ustedes mismo:


Aunque pueda parecer que fue todo ocio, no es así ya que el jueves a las nueve de la mañana estaba ya a setenta quilómetros de Gante en la empresa Televic, montando lo que sería nuestra demostración del proyecto que durante meses hemos estado desarrollando.

El jueves por la noche nos llevaron todos los participantes del proyecto EASYWIRELESS a cenar a un restaurante en el corazón de Gante. Curiosamente la carta esta sólo escrita en neerlandés y como es obvio era poco lo que podíamos entender. Después de que Frederic, uno de los anfitriones de la reunión, nos tradujera pudimos pedir. Lo gracioso vino cuando nos trajeron los platos ya que nadie nos acordábamos de lo que habíamos pedido. Recordad,
scampi son una especie de langostinos y konijn es conejo.

El viernes por la mañana la reunión se realizó en la Universidad de Gante, más concretamente en el IBBT. Los laboratorios de este grupo de investigación son increíbles; increíbles si sois de aquellos a los que le gusta ver cables y cacharros de todo tipo. ¿Se imaginan disponer de un sistema capaz de simular hasta un millón de nodos interconectados? Allí tenían algo que, si no entendí mal, lo hacía.

Después de ver los laboratorios y de, casualmente, darnos cuenta de que una chica que presentó su proyecto en la reunión era de Ferrol, me fui al aeropuerto de Bruselas a recogerla. El viernes ya no nos dio tiempo a ver mucho de Bruselas.

El sábado por la mañana nos levantamos pronto para viajar hasta Brujas. De esta ciudad me habían dicho que era algo especial, que tenía
un no sé qué que la hacía una ciudad especial. Pensé que tanto decirme que era una ciudad preciosa me iba a sugestionar de forma que al final la ciudad me parecería una más. Afortunadamente Brujas se ganó con creces todos los calificativos que sobre ella se habían vertido.

La que llaman la Venecia del Norte, por sus numerosos canales, no decepciona en absoluto, ni a primera vista ni cuando te dedicas en cuerpo y alma a conocerla. Nos habían dicho que más que visitarla, Brujas había que vivirla, que había que pasear por sus calles en un plácido paseo para saber lo que es. Nosotros nos dedicamos simplemente a pasear por la ciudad. Y creanme, paseamos tanto que incluso llegó un momento en el que nos encontramos rodeados de nadie totalmente en silencio con la humedad en el ambiente como compañeros de paseo.


El domingo por la mañana lo dedicamos a conocer Bruselas. A parte del pequeño meón en Bruselas uno no puede dejar de disfrutar de un momento de relax en la Grand Place.



La gente es amable y se esfuerza por ayudar y facilita especialmente que la práctica totalidad de la población hable muy bien inglés, ya que de no ser así nos habría sido imposible manejarnos. Depende de la zona en la que uno se mueva se habla francés o alemán y en la mayoría de sitios hablan Dutch.

Soy consciente de que las fotos esta vez no son muy buenas pero si las que han visto les han gustado les invito a que vean los álbumes sobre Gante, Bruselas y Brujas.

5 comentarios:

el mirón satisfecho dijo...

Jajaja, creo que no has entendido del todo mi comentario de la entrada anterior (he firmado alli como "el mirador")

No mencionaba compartir el punto de vista por poder ver tus fotos (cosa que me encanta ya lo sabes) sino por la forma de hacerlas, si se me permite la comparación. Ya se que mi "arte" no es igualable al tuyo (entre otras cosas porque el pulso es mucho mejor en tu caso y ni siquiera necesitas el famoso mini-trípode). Lo de minimalista viene por cosas como la foto del buzón y otras tantas del pasado...

El caso es que ya he visto las fotos. Y me quedo satisfecho simplemente con las nocturnas de los canales de Gante (reconoce eso si que alguna la hiciste apoyado en un puente jejeje). Las demás también están bien pero me parecen pocas.

Yo estuve allí hace mucho tiempo (tanto que ya casi ni me acuerdo). Tendré que volver porque es un tipo de arquitectura que me encanta. Seguro que volvería a disfrutarlo...

Sigue viajando que yo barreré las fotos que hagas. Espero, eso sí, que en alguna foto de viajes del futuro, salga el que esto suscribe. Que no se quede todo en Praga...Últimamente estoy un poco nostálgico que se le va a hacer.

Un saludo amigo

Yayo Salva dijo...

Delicioso reportaje. Las imágenes que has captado me traen muchos recuerdos a la meoria, sobre todo Brujas y Bruselas.
Espero que las presentaciones del proyecto den sus frutos.
Un cordial saludo.

Oso dijo...

El Mirón Satisfecho: de hecho hay por ahí una cita para una sesión fotográfica de Madrid La Nuit, espero que no quede en agua de borjas.

Cuando digo que las fotos no son lo que esperaba es porque, aunque hay gran cantidad de fotos (en la tarjeta había unas 250 fotos), pocas son las que se salvan de mi filtro (bastante exigente dicho sea de paso). Que muchas hayan sido desechables es porque mi pulso ya no es ni mucho menos lo que era y como bien insinúas muchas, por no decir todas las que salen de noche, las saqué apoyado en algo. También hay que decir que esas son las fotos que he escogido para el álbum de la ciudad. También hay fotos en las que salimos María y yo.

Intentaré viajar mucho y, por supuesto, que espero que en las próximas fotos salgas tú ;).

Yayo Salva: la presentación de proyectos darán sus frutos en junio y/o septiembre pero desgraciadamente no estaré allí para verlo, pero si el proyecto es un éxito lo comentaré. Al fin y al cabo el 80% de lo que hemos hecho ha salido de mis manos y lo siento como un hijito mío que crece y evoluciona.

Saludos y muchas gracias por vuestro tiempo.

Alberto dijo...

Preciosas fotos con todo el encanto de esas pequeñas ciudades centro-europeas. Sin embargo, echo en falta alguna donde aparezcan los protas del viaje que siempre está bien ver las caras de felicidad de la gente que viaja jiji.

En cuanto a lo que le comentas a Yayo, prefiero guardarme la ira y el enfado que tengo dentro sobre lo que he leído del proyecto. Sólo decir que te mereces lo mejor en tu carrera profesional por la dedicación y la pasión que ponen en todo aunque sepas que es temporal. No me lio más.

Un saludo desde Madrid.

Oso dijo...

Alberto: no te sulfures que ya se sabe que la vida no es de color de rosa, que un café no vale 70 céntimos.

Ando en plena faena de encontrar otro lugar donde seguir desarrollándome como profesional pero sobre todo como persona. Hay mundo más allá de la universidad y yo quiero explorarlo a ver qué encuentro. El tiempo lo dirá.

Saludos y gracias por tu tiempo.