viernes, marzo 16, 2007

Frases XVIII

Tengo unos cuantos folios que me imprimí cuando coleccionaba frases de forma activa. Son una veintena de hojas con frases de escritores, filósofos, cineastas y cualquier otra persona célebre del mundo de las artes, las ciencias y el espectáculo. Algunos ejemplos sencillos: Victor Hugo, Tallilah Bankhead, Jardiel Poncela, Lao Tse, Napoleón, Ptolomeo y un larguísimo etcétera. De vez en cuando cojo los folios y leo unas cuantas frases y voy marcando aquellas que en ese momento tienen sentido, aquellas que entiendo, aquellas que significan algo especial para mí. Incluso hay alguna de mi propia cosecha...

La que hoy quiero compartir es una que realmente me encanta, una que cada vez que la leo me hace estremecer, una frase que hay que leer para alcanzar lo que yo siento.

Amor es no más que una ojeada sorprendida y una palabra que no se sabe decir añadiendo que amor está siempre lejos aunque esté al lado y que no es cosa de buscar, sino palomo que cuando le apetece viene él a la mano, amargo o dulce, enemigo o amigo, veneno o caramelo...

Me gustaría decirles quién es el autor pero me temo que cuando tomé nota de ella no era tan rigoroso como lo soy ahora con ciertas cosas (a medida que pasa el tiempo uno aprende que la información es poder). Lo que sí puedo decir es que la saqué de un libro escrito en gallego que me obligaron a leer en el instituto y que me costó sudor y lágrimas comprender, no por el idioma sino porque el libro tenía su complejidad. También puedo decirles que el libro está perdido en alguna estantería y que prometo encontrarlo, leerlo y, como es obvio, aclarar el autor y compartir con ustedes la versión en gallego que seguro que tiene más encanto que en español.

Amor es no más que una ojeada sorprendida y una palabra que no se sabe decir añadiendo que amor está siempre lejos aunque esté al lado y que no es cosa de buscar, sino palomo que cuando le apetece viene él a la mano, amargo o dulce, enemigo o amigo, veneno o caramelo...

Lo sé, he repetido la misma frase pero si les ha gustado tanto como a mí la primera vez, le habrán encontrado más sentido la segunda.

9 comentarios:

Viriz dijo...

una frase llena de razon, el amor es caprichso si quiere se queda y si no nos deja. A veces el amor esta lejos o esta cerca...pero sigue siendo amor.

Me gusot mucho la frase, la incluire a mi coleccion.

Saludos!

Enrique Gallud Jardiel dijo...

Muchas gracias por la referencia a mi abuelo. Un saludo

dienekes dijo...

Este es un poema de Francisco Luis Bernárdez. Después de leer cosas como estas a uno los ojos se le empañan

ESTAR ENAMORADOS
Estar enamorado, amigos, es encontrar el nombre de la vida.
Es dar al fin con la palabra que para hacer frente a la muerte se precisa.
Es recobrar la llave oculta que abre la cárcel en que el alma está cautiva.
Es levantarse de la tierra con una fuerza que reclama desde arriba.
Es respirar el ancho viento que por encima de la carne se respira.
Es contemplar desde la cumbre de la persona la razón de las heridas.
Es advertir en unos ojos una mirada verdadera que nos mira.
Es escuchar en una boca la propia voz profundamente repetida.
Es sorprender en unas manos ese calor de la perfecta compañía.
Es sospechar que, para siempre, la soledad de nuestra sombra está vencida.
Estar enamorado amigos, es descubrir dónde se juntan cuerpo y alma.
Es percibir en el desierto la cristalina voz de un río que nos llama.
Es ver el mar desde la torre donde ha quedado prisionera nuestra infancia.
Es apoyar los ojos tristes en un paisaje de cigüeñas y campanas.
Es ocupar un territorio donde conviven los perfumes y las armas.
Es dar la ley a cada rosa y al mismo tiempo recibirla de su espada.
Es confundir el sentimiento con una hoguera que del pecho se levanta.
Es gobernar la luz del fuego y al mismo tiempo ser esclavo de la llama.
Es entender la pensativa conversación del corazón y la distancia.
Es encontrar el derrotero que lleva al reino de la música sin tasa.
Estar enamorado, amigos, es adueñarse de las noches y los días.
Es olvidar entre los dedos emocionados la cabeza distraída.
Es recordar a Garcilaso cuando se siente la canción de una herrería.
Es ir leyendo lo que escriben en el espacio las primeras golondrinas.
Es ver la estrella de la tarde por la ventana de una casa campesina.
Es contemplar un tren que pasa por la montaña con las luces encendidas.
Es comprender perfectamente que no hay fronteras entre el sueño y la vigilia.
Es ignorar en qué consiste la diferencia entre la pena y la alegría.
Es escuchar a medianoche la vagabunda confesión de la llovizna.
Es divisar en las tinieblas del corazón una pequeña lucecita.
Estar enamorado, amigos, es padecer espacio y tiempo con dulzura.
Es despertarse una mañana con el secreto de las flores y las frutas.
Es libertarse de sí mismo y estar unido con las otras criaturas.
Es no saber si son ajenas o son propias las lejanas amarguras.
Es remontar hasta la fuente las aguas turbias del torrente de la angustia.
Es compartir la luz del mundo y al mismo tiempo compartir su noche oscura.
Es asombrarse y alegrarse de que la luna todavía sea luna.
Es comprobar en cuerpo y alma que la tarea de ser hombre es menos dura.
Es empezar a decir siempre, y en adelante no volver a decir nunca.
Y es, además, amigos míos, estar seguro de tener las manos puras.

Oso dijo...

Viriz: celebro que te guste la frase. Yo no me canso de leerla y cada vez me gusta más.

Enrique Gallud Jardiel: de nada, es un placer tener tan célebres personas por nuestro rincón.

Dienikes: qué amasijo de sentimientos tan bien expresados. Sencillamente genial.

Besos y gracias por vuestro tiempo.

:::X@Vy_Thê_M@N::: dijo...

a mi el amor no me quiere...


se olle bien ridikulo pero no creas... a vrces es como bastante doloroso.

ponla en gallego me late chekar como se ve¡¡¡

Alberto dijo...

"Amor, el todo y la nada, sentimiento completo que no admite estados intermedios, lo exige todo pero muchas veces no da nada a cambio. Dulce entre dos, veneno amargo cuando es uno.
Amor..... amor.... como sentir amor cuando cada vez que veo tus ojos un océano se interpone en medio..."

No es tan bueno como el de tu entrada, el cual cuando me lo pasaste me encanto desde el principio y con él hice dos entradas en mi blog; pero este pequeño fragmento lo escribí hace muy poco tiempo cuando el palomo llegó y yo no pude quedarme.

Un saludo desde Madrid.

Oso dijo...

:::X@Vy_Thê_M@N::: ahora mismo no tengo la traducción orginal y no quiero traducirla yo para poder poner la traducción original que seguro que tiene mucho más encanto.


Alberto: había otro dicho por ahí que decía (grosso modo): si quieres algo déjalo ir, si vuelve a tí será tuyo para siempre sino es que jamás te perteneció.

Saludos y gracias por vuestro tiempo.

Rocío dijo...

Po si, creo que es también mi momento pa leerlo y hacer mías también esas palabras... ayy el amorrrr!

Un besazo tremendo :)

Oso dijo...

Rocío: ¡Felicidades por estar enamorada!

Un beso y gracias por tu tiempo.