viernes, marzo 09, 2007

Agustín Jimenez en la Plaza de las artes

Hace un rato he vuelto de la Plaza de las artes de ver en directo a Agustín Jimenez. La puesta en escena y la expresión corporal ha sido única y nada envidiable. Aunque la segunda parte ha sido el famoso monólogo de los segundones ha sido genial.
La sala es un poco angosta y las sillas están colocadas de forma extraña. De hecho me he pasado todo el espectáculo con el cuello torcido evitando la cabeza de la señorita de en frente (no se preocupen que uno está hecho de hierro y no hay dolor). Si se paran a ver el programa de actividades (hay un enlace en el menú de la derecha de la página) verán que hay espectáculo todos los días y que hay muchos y muy variados artistas diferentes.


Supuestamente en el sello pone "La plaza de las artes". Debido a que se hace un descanso de 10 minutos y dentro no se puede fumar con el sello controlan que la gente que ha entrado pueda volver a entra en caso de que haya salido a fumar. Además de que la foto está un poco borrosa el sello no era claro en absoluto y en el descanso hemos conseguido leer muchas y dispares cosas en él.

Para resumir la noche un gag del espectáculo de Agustín Jimenez:

Se levanta el telón y aparecen dos tipos y le pregunta uno a otro: ¿cuál es el botón de grabar? Se baja el telón. ¿Cómo se llama la película? "Es REC".

3 comentarios:

efecinco dijo...

Hola! He llegado a tu blog desde el de Mauro y me ha gustado, con tu permiso te añado a mis blogs favoritos ^^
Saludos!

Alberto dijo...

Espero que lo disfrutaras y te rierás con el espectáculo. Pero me pregunto: ¿no habrá una forma mejor de poder controlar a la gente que tatuando en el brazo? ¿Quizás un chip o un lector de código de barras? jijiji.

Un saludo desde Portland horas antes de partir para casa.

Oso dijo...

efecinco: celebro que te haya gustdo mi blog. Pasa y ponte cómodo aún hay sitio para uno más en el rincón barrido.

Alberto: déjate de chips y de tatuajes de códigos de barras que bastante tengo con la mancha imborrable del sello, jeje.

Saludos y gracias por vuestro tiempo.