martes, febrero 13, 2007

El Rincón Fregado

No, no ha cambiado el nombre del blog, es que ayer nadé contra corriente. No, tampoco voy a hablar de mi manía de llevar la contraria a todo el mundo (negaré esto en caso de que se me eche en cara). El caso es que, después de haber probado suerte con la musculación, el aerobic, el step, haber tenido algún affair con el spinning, haber hecho mis minipinitos en la capoeira, intentarlo con el futbol y el patinaje, ayer empecé mi temporada de nadador.

Hacía varios años que no nadaba de una forma deportiva y eso, unido a mi pasividad durante los últimos meses, hizo que pareciera estar nadando contra corriente. Lo cierto es que iba con la ilusión de un niño el día de Reyes. Pero creanme a los tres minutos se me pasó toda la ilusión y se convirtió en respiración acelerada, entumecimiento del tren superior y falta de oxígeno en el cerebro.

Habrá quien esté pensando: ¡Pues vaya! Escribe una entrada para contar que ha estado tres minutos nadando. No, escribo para contar que parecía que me hubieran puesto la piscina cuesta arriba y aconsejaros que practiquéis la natación ya que es un deporte muy saludable: es un deporte en el que se utilizan todos los músculos y, para aquellos como yo que se pasen muchas horas sentados delante de un ordenador (muchas horas son de diez en adelante), es un ejercicio estupendo para el fortalecimiento de la espalda que ayuda a mantener la postura cuando se está sentado. Además aguanté media hora.

Esperemos que la ilusión por la natación dure mucho tiempo.

3 comentarios:

estrella dijo...

Hace unos años me compré un bono para la piscina climatizada del polideportivo que hay en el campus, también con mucha ilusión. Pero el primer día me di cuenta de que el estrés que sufría con los cagaprisas que venían detrás y que hacían adelantamientos temerarios en la calle no me compensaba. Sólo decirte que no llegué a terminarme el bono. Ahora nado sólo en verano, en la piscina de la mancomunidad, que no tiene calles ni cagaprisas ni apenas gente que nade en ella, y en invierno me dedico a otros deportes más seguros... (ya sabes, nada de equitación, ni patinaje, ni motociclismo :P)

Un beso!!

Alberto dijo...

Jijiji, eres un culito inquieto, pero eso está muy bien. Ahora la pregunta es, ¿qué será lo próximo? la equitación, el padel, jiji.

Venga, un fuerte saludo deportista.

Oso dijo...

Estella: yo es que soy un temerario... Hoy mismo subí unas escaleras corriendo ;). Espero que las ganas del agua me duren un tiempo.

Alberto: ¿lo siguiente? El destino lo determinará... Estoy abierto a cualquier posibilidad, creo que no hay ningún deporte que se me pueda resistir como aficionado.

Besos y gracias por vuestro tiempo.