domingo, enero 21, 2007

Soñando

Primero leer. Luego ver.

Y allí me encuentro yo, rodeado de mis amigos jugando a mordisquearnos. Todo era perfecto, teníamos comida suficiente y todo a nuestro alrededor era encantador. Nada podía ir mejor.

De repente, una extraña oscuridad hace que todo tome unos colores tristes y atemorizantes. Yo me empiezo a poner nervioso. Todos desaparecen de allí y me encuentro sólo en aquel sitio de luz tenue. Cierro los ojos por un momento intentando despertar de esa pesadilla pero cuando los vuelvo a abrir sigo allí.

Escucho ruidos de ramas crujiendo a lo lejos. Cada vez parecen más cercanas. Siento pavor. Miro a mi alrededor y todo es cada vez más oscuro. Sólo puedo ver a dos pasos de mí.

Me giro bruscamente y frente a mí encuentro un hombre vestido con ropas verdosas y un gran cañón entre las manos que parece apuntar a mi pecho. Doy un paso atrás y el hombre empuja su dedo.

Una voz en off estaba hablando pero no entendía lo que decía. Delante tenía a mi pequeño durmiendo mientras mascaba. Me sentía afortunada de tenerlo a mi lado. Me lo habían quitado nada más nacer pero me lo devolvieron a las pocas horas. Supongo que tendrían envidia. De repente veo como levanta la cabeza y emite un gemido.

Y allí estaba mi madre mascullando pasta de caña de bambú, sólo había sido un sueño.



7 comentarios:

Alberto dijo...

Para que veas que no soy envidioso ni rencoroso, te felicito por la entrada. Y poco más, porque poco más se puede añadir.

Un saludo desde Madrid.

©Javier Miranda-Luque dijo...

Esta es una blog-invitación a mi ciber-happening.

Te espero este sábado 27 en mi ascensor o asómate antes de quedar atrapado.

Oso dijo...

Alberto: creo que no desmerece tu entrada (Sin inspiración) como me dijiste ayer. Cada una es como es y creo que hay que saber comparar y en este caso están en ondas distintas.

Capacidad máxima: no comparto tu forma de darte a conocer, pero veremos el 27 qué nos tienes preparado.

Saludos.

Yayo Salva dijo...

Afortunadamente todo fue un sueño. El relato está muy bien estructurado, me engancha.
Un saludo.

Oso dijo...

Yayo salva: celebro que te guste. Gracias. Después de esto a ver qué se me ocurre :S.

Saludos.

Rocío dijo...

jajajaja, me he reío una pechá... menudo susto se lleva la mami! parecía que estaba jugando al pollito inglés de lo quieta que se queda... y muy bueno el relato ;)
Un besote guapetón!

Oso dijo...

Rocío: ¡qué arte tienes al hablar! Me alegro de que lo hayas pasado bien con la entrada. Besos.