martes, diciembre 05, 2006

La guerra ha terminado

La contienda ha sido dura. Durante la primera media hora he atacado con mis mejores armas: me había vestido con mis mejores trapos, había cogido aire y no les dejé pensar. Hablaba más rápido de lo que podía pensar. Junto con mi espada láser y mis movimientos constantes he atacado como mejor lo podía hacer.

El tribunal desde el otro lado ha aguantado los golpes de manera estoica, sin embargo, tan fuerte como le había ataco más me delvieron los golpes. Su tiempo de ataque ha sido mayor, durante cuarenta y cinco minutos han sacado sus mejores armas, sus preguntas, y me han atacado. Las preguntas que podía responder las respondía, las que no las pensaba y, en caso de no encontrar solución en el momento, las esquivaba con un movimiento brusco pero efectivo.

He aguantado el ataque y a solas han deliverado. Mientras he reflexionado. Mis escuderos arrimaban el hombro al guerrero que peleaba con muestras de afecto y comprensión.

El tiempo de deliveración pasó y el tribunal me llamó ante su presencia: "tras la deliveración este tribunal ha decidido otorgar al proyecto la máxima nota: Matrícula de honor, enhorabuena". La escudería al completo ha roto en aplausos y el guerrero ha hecho una leve reverencia. La guerra había terminado.

NOTA: no se trata de una historia cualquiera, es la narración de la defensa de mi proyecto de fin de carrera. Soy de los que opina que cada historia puede ser contada de distintas maneras. Ésta es una posible.

6 comentarios:

Croc dijo...

Enhorawena, campeon! ;)
Spero ke podamos celebrarlo todos juntos ahora.
Disfruta de tu victoria todo lo ke puedas. Estas son las mejores guerras, en las que todo el mundo gana y no hay bajas ;)

Salu2

a.e. dijo...

Allí estabamos, en las trincheras, sin poder hacer ni decir nada... viendo al capitán que hoy se había vestido con su mejor armadura.

Le vimos comenzar nervioso la contienda, el nervio nos entró también apoyando a este un ruido molesto de su zapato derecho. Creí que no iba a poder con ellos, pero tan pronto la música comenzó a sonar, el caballero se empezó a crecer y se le vio atacar con sus mejores armas… e internamente se pudo celebrar las esquivas y contraataques que hacía a las punzantes flechas enemigas.

Finalmente no tuvieron más remedio que ceder y otorgar el título, y allí estuvo todo el clan, unido y aclamando al vencedor.

Enhorabuena!.

bruja dijo...

Enhorabuena!

Ha sido un placer asistir a tu victoria y te deseo mucha suerte en tus proximas batallas ;)

iriscastell dijo...

Lástima no haber podido asistir a tan dura contienda, pero me alegro que todo haya salido bien.

Muchas felicidades y que lo disfrutes!

Alberto dijo...

Alguien habló de los que estabamos en las trincheras, y allí estaba yo comiéndome las uñas viendo como cual gladiador en el circo de Roma se lanzaba a auna jauría de leones, dispuestos estos a comerse al fiero gladiador. Pero nuestro héroe al principio algo nervioso demostró su temple, su valentía y desplegando todos sus potenciales, en una estocada con la espada digna de los mejores luchadores les sacó una matricula de honor que puso a todo el público en pie.

Enhorabuena Ingeniero, para mi ha sido un auténtico placer poder disfrutar junto a los tuyos de ese momento. Te agradezco la invitación y espero que pueda seguir estando a tu lado en otras batallas.

Un saludo desde Madrid

Oso dijo...

Gracias a todos de todo corazón. Cualquier cosa más que pueda decir estropearía todas las palabras que me habéis dedicado así que simplemente guardaré silencia...