jueves, diciembre 14, 2006

La amistad ante todo... efímera

Durante toda mi vida he intentado buscar el sentido de la amistad. ¿Qué son los amigos? ¿Para qué sirven los amigos? Hay quien dice que la amistad es conocerlo todo de otra persona, existen personas que opinan que la amistad es tener contacto directo de forma continua, otros piensan que un amigo es aquel que está ahí cuando lo necesitas. Bueno, eso son solo opiniones como otras cualesquiera.

La amistad en mi vida ha sido algo, desde el principio, muy extraño. La gente ha ido entrando y saliendo de mi vida de forma tan sencilla que desde hace varios años (entre dos y seis) me parece algo normal. Cuando vas de un lado a otro y tienes que conocer mucha gente y no te da tiempo a intimar con nadie aprendes a sacarle partido a todo el mundo, a "intimar" con todo el mundo y a abrirte a todo el mundo.

Sin duda no hay nada más enriquecedor que darlo todo de ti mismo sin esperar nada a cambio, porque, como le dije una noche a una señora que me increpaba por besar a mi novia en frente a su portal, SER BUENO NO CUESTA NADA. Ser bueno con todo el mundo es la postura natural, ser malo es lo que supone un esfuerzo.

Lo duro es pasar página la primera vez y dejar al otro lado a tanta gente. Después se vuelve sencillo.

Al hilo de la amistad efímera, recuerdo las microamistades de cuando ibas al pueblo de algún familiar lejano y mis padres me decían: "vete a jugar con aquellos niños". Allí que iba yo y durante una tarde entera disfrutaba de aquellos mis "nuevos amigos" sin pensar en el qué pasará. Al acabar el día te despedías con el buen cuerpo de haberlo pasado genial y haberlo dado todo de ti sin esperar nada a cambio. Amistad ante todo efímera.

Actualización (15-12-06 1.42): he modificado el título, un leve traslado de los puntos suspensivos. Lo he visto ahora cuando leía los comentarios.

5 comentarios:

Rocío dijo...

Llevo un rato mirando el texto y, sabes que me ha encantao?! Siempre he pensado eso exactamente así y nadie me convencería nunca de lo contrario... que lo fácil es ser bueno... que la bondad es lo que hace al hombre 'humano'... En serio, me ha gustao un montón leerlo :)

Daniellha dijo...

Oso...pasé a saludarte, me gusta mucho tu blog , excelente el post de la amistad. Felicitaciones.
Un abrazo.

Pregunton dijo...

Lo de la amistad efimera es porque, una vez superado un nuevo objetivo, te vuelves a ir a conocer a otra gente en otro sitio?

Oso dijo...

Rocío: creo que si todos pensáramos así todo sería más bonito. ¿Irrealizable? Sí pero de sueños también se vive.

Danielha: saludos recibidos y me alegro de que te agrade mi blog (a partir de hoy pasaré por el tuyo ;).

Pregunton: diría que es al revés: me muevo y allá donde voy conozco gente nueva.

Gracias por dedicar parte de vuestro tiempo.

Alberto dijo...

El tema de la amistad siempre ha sido algo que me toca muy hondo. Desconozco si los avatares de mi vida me han llevado a ser más sensible sobe el asunto que otros, pero siempre he pensado que para mi, la amistad es uno de las cosas más serias que existe, y así me lo tomo yo. Evidentemmente, soy consciente de que el ser así me supone una carga de disgustos y problemas que me podría ahorrar, pero no hacerlo de esta forma sería traicionar mi forma de ser.

Soy una persona que no hace amistades facilmente (aunque pueda parecerte extraño David), y eso se debe a que traspasar la frontera entre compañero y amigo es algo para mi sagrado.
Sagrado porque cuando alguien traspasa esa frontera, mi persona adquiere una serie de obligaciones y deberes con la otra. Sé que algunos dirán que lo que escribo es muy serio o fuerte, pero es que para mí lo es.
Soy una persona que lo doy todo siempre que puedo, pero marco mucho los límites, y por lo tanto, se deduce que no doy lo mismo a unos compañeros que a un amigo. Ese ese compromiso y esa obligación de lealtad que adquiero la que luego, cuando las cosas no salen como deben, me producen problemas, pero es lógico y no es algo de lo que me asuste.

Desconozco la valoración que tienen mis amigos de mí, pero de lo que jamás me pueden acusar es de ser leal, se intentar hacerles saber que estoy con ellos en todo momento, de desear compartir con ellos el ratito que la vida nos permite aquí, en definitiva, de vernos crecer y desarrollarnos como personas. En lo bueno y en lo malo. Por lo tanto, para mí no hay sacrificio grande si alguien de mis amigos me necesita, me pide ayuda o cualquier cosa.

El dueño del blog puede dar por ciertas muchas de las afirmaciones de las que aquí expongo. Creó que he sido una de las personas más pesadas e insistentes de las que ha conocido :D . Valorará él mis actos y actuará en consecuencia. Pero actualmente, me considero de sobra recompensado (si se me permite esta degradación de la amistad a un asunto de recompensas). Porque esa es otra, tengo un pequeño don (el único que poseeo eso si), cuando conozco a alguien, sé perfectamente si esa persona tiene algo especial y pasará a formar parte de mis amistades. Por mucho que te cueste entenderlo nen :D . Por lo tanto no es tan raro desde hace ya cuatro años, siga dándote el coñazo.

Un saludo desde los madriles.

P.D.: Y perdón al dueño por un comentario tan extenso. Espero comprendas el por qué.