viernes, octubre 27, 2006

La noche

Son las 4 de la mañana. Todo está en silencio. Sólo se oye el ventilador de los ordenadores girando a toda velocidad. La luz de las farolas entra por los requicios de la persiana de la habitación. Fuera el tiempo pasa rápidamente para todos aquellos que ya llevan unas horas durmiendo. Yo mientras tanto sigo tecleando.

El tiempo, seguramente, no pase tan despacio para todos aquellos que disfrutan de la noche, ya sean trabajadores o vividores nocturnos. Éstos últimos disfrutan de la noche de una forma que muchas veces no es comprendida ni compartida por muchos otros. Aquellos que trabajan corren, a veces, el peligro de que a los anteriores se le crucen los cables y les den un problema más que inscribir en su lista de la vida.

Para madrugadores y trabajadores nocturnos esta letra de Joaquín Sabina.

Cada mañana bostezas, amenazas al despertador
y te levantas gruñendo cuando todavía duerme el sol,
mínima tregua en el bar, café con dos de azúcar y croissant,
el metro huele a podrido, carne de cañón y soledad.
Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal,
¿Dónde queda tu oficina para irte a buscar?
Cuando la ciudad pinte sus labios de neón
subirás en mi caballo de cartón.
Me podrán robar tus días... tus noches no.
Que buena estás corazón, cuando pasas grita el albañil
el obseso del vagón se toca mientras piensa en tí,
la voz de tu jefe brama "estas no son horas de llegar"
mientras tus manos archivan tu mente empieza a navegar.
Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal,
¿Dónde queda tu oficina para irte a buscar?
Cuando la ciudad pinte sus labios de neón
subirás en mi caballo de cartón.
Me podrán robar tus días... tus noches no.
Ambiguas horas que mezclan al borracho y al madrugador,
danza de trajes sin cuerpo al obsceno ritmo del vagón,
hace siglos que pensaron: "las cosas mañana irán mejor"
es pronto para el deseo y muy tarde para el amor.
Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal,
¿Dónde queda tu oficina para irte a buscar?
Cuando la ciudad pinte sus labios de neón
subirás en mi caballo de cartón.
Me podrán robar tus días... tus noches no.
-----------------------------------------------------------------------------------------
"Caballo de cartón" de Joaquín Sabina
Álbum Joaquín Sabina y Viceversa


Nota: Siento que últimamente el rincón esté tan sucio pero el proyecto me tiene totalmente adsorbido.

2 comentarios:

Alberto dijo...

¿Cuatro de la mañana?, pues estaba cazando un mosquito que se dió un festival a mi cuenta el muy cabrón. Y después de haber estado leyendo decenas de hojas de entorno económico y aspectos jurídicos dela empresa, la situación era algo patética.

Y que bueno Sabina, sus letras siguen siendo lo mejor sin duda, jajajaj, porque en lo referente a la voz, mejor no decimos nada :)

Un saludo desde Madrid y dale duro al proyecto.

Yayo Salva dijo...

Tempranear o todo lo contrario... La consciencia del significado del tiempo... Hoy he madrugado. Cosas de viejo. Un saludo.