viernes, septiembre 22, 2006

Microcuento: Y allí siguió

Estaba mirando el mar.

Giró la cabeza.

Volvió a mirar al mar.

2 comentarios:

Alberto dijo...

[...] el dinosaurio todavía seguía allí. Interesante incursión en el subgénero del microrrelato. Y el tuyo me gusta porque nos deja lleno de preguntas, de dudas: ¿por qué estaba allí, mirando el mar? ¿quién lo mira, es hombre o mujer, joven o viejo? ¿qué o quién le hizo perder la atención? en fin, multitudes de dimensiones que permiten que cada uno de una contestación diferente, pero todas originadas por el mismo texto.

Ete aquí un pequeño regalo pa tu blog, de mi cosecha personal:

Cogió el telefono. Se quedó paralizada y dejando caer el auricular, se puso a llorar.

Ya sé que no llego a tu altura, jajajajajaj, pero por intentarlo que no quede.

Un saludo desde, y espero que no por mucho tiempo, Verín.

Para Vigo me voy dijo...

Todavía se puede hace más corto y además uso el título de la entrada

Estaba mirando el mar
y allí siguió

(no había nada que le haga perder la atención)

Saludos