martes, junio 27, 2006

¡¡A por ellos, oeeee!!

Una reflexión de casi media noche: a ver cuántos españoles salen ahora que somos unos perdedores. Yo hoy sigo siendo español, como cada día.

3 comentarios:

Alberto dijo...

A morir, siempre, hasta que estas venitas se queden sin una gotita de sangre, español siempre.
Faltaría más.

Anónimo dijo...

Una reflexión de más de media noche: Uno de los mejores humoristas gráficos de este país, al menos a mi jucio, Forges, ya lo auguraba en su viñeta diaria en el diario El País del día 25 (podéis verla en el formato digital de dicho periódico), y aunque lo parezca, lo que auguraba no era la derrota de la selección española de Football en un mundial (no deja de ser un juego en el que todos pierden menos uno). Para mí que iba más allá. Y es que en España somos unos exagerados, es lo que hay. O todo o nada, o exaltadores o detractores aunque la causa sea la misma de un día para otro, o muy justos o muy injustos, o muy patriotas o poco... ¿por qué simplemente no podemos sentirnos españoles, emocionarnos con un himno, o simplemente emocionarnos cuando salimos de viaje y escuchamos al alguien hablando en nuestro idioma con el consiguiente deseo de preguntar: De dónde eres?
Parece que la simpleza no va con nosotros, quizá porque como a la bandera nos pasa con casi todo, que lo tenemos más que asociado a connotaciones políticas que aunque con una tradición y arraigo importantes no dejan de ser hoy absurdas (esta reflexión me suena de algo…)
Así que me quedo con la honra de haber sido representada por un equipo en un mundial (como en otros tantos deportes más meritorios, menos mediáticos y por tanto con menos ayudas), por reconocer mis raíces en un lugar concreto, por querer como quiero a MI tierra que es la de TODOS, y como escribió dulcemente y sin alzar la voz (como siempre, es una delicia) Jorge Drexler en su canción Milonga del moro judío (esta canción sí que podría ser un himno mundial):
"(…) Perdonen que no me aliste bajo ninguna bandera, vale más cualquier quimera que un trozo de tela triste (…)".
Gracias una vez más por este rinconcito para la libertad.Un besazo. Elena

David dijo...

La susodicha viñeta. Gracias a ambos por participar, es un ilusión levantarse y ver que alguien se ha parado en el rincón a dejar su comentario. Seguiré dando la brasa :)