lunes, mayo 15, 2006

El sentimiento hecho palabra

¡Ole, ole y ole! Me quito el sombrero ante Sanchez Dragó. Fuera hipocresía, fuera ataduras, fuera tabúes.


1 comentario:

Alberto dijo...

No puedo más que recoger el guante de Dragó y aceptarlo con humildad, como una crítica excelente.
Sin embargo, en todos lados cuecen habas, y ser español, a pesar de todo lo dicho, sigue siendo algo grande: tenemos una de las lenguas más bellas, un arte y un patrimonio cultural impresionante, una historia digna de ser escrita y somos una de las naciones más viejas del mundo, una gastronomía que es la envidia de todos, etc etc.
Además hemos conseguido en 25 años lo que ha muchas naciones les ha llevado siglos. Tenemos defectos por supuesto, pero también muchas virtudes.
Un saludo desde A Coruña.