martes, febrero 14, 2006

España... sí te reconozco

Si ahora mismo el abuelo levantara la cabeza, aparte de darse con la tapa del ataud, diría: "España sí te reconozco, qué bien volver a casa".

Ha salido una noticia que me ha dejado bastante perplejo. Un sacerdote ha publicado un artículo sobre la violiencia de género. El sacerdote, entre otras barbaridades, afirma que algunos maltratadores (no sé si usa ese término) son así porque no aguantan más la presión y que son las mujeres las que provocan a los hombres con palabras.

La escena detallada a continuación puede resultar hiriente.

Ya lo veo. El marido entra en casa después de una jornada de trabajo. Se acerca a su mujer y le da un beso en la boca.
- Buenas cariño.
- Hola. ¿Qué tal el día?
- Bien pero ha sido una jornada dura - abre la nevera y busca una lata de cerveza.- ¿No hay cervezas?
- No. Tuve que ir al médico y a recoger tus camisas que había llevado a arreglar y no me ha dado tiempo a comprar.
- ¿Cómo que no hay cervezas? Maldita seas...

Lo demás lo conocemos desgraciadamente. Todo provocación está claro.

Son este tipo de comentarios lo que hacen de la Iglesia una institución apalancada en el pasado. Da igual que el Arzobispado de Valencia niegue estar de acuerdo con dichas afirmaciones, todos sabemos que cuando el río suena agua lleva. ¿Quién no ha oido al cura de su barrio o pueblo comentar sobre el lugar de trabajo de las mujeres o que las mujeres van provocando a los hombres con la forma de vestir?

España yo sí que NO te reconozco.

2 comentarios:

Alberto dijo...

"Con la Iglesia hemos topado estimado Sancho", nos decía ya Alonso de Quijano. Ellos siguen anclados en una época donde el hombre es el legítimo dueño de su esposa y donde ésta, sólo tiene como función cuidar del marido y tener hijos a tutiplen para mayor gracia de Dios.
Sin embargo, el verdadero problema no es que la Iglesia anquilosada en una mentalidad pasada, sino que muchos jóvenes y adolescentes, amigos nuestros, compañeros de clases, etc. etc. no difieren demasiado de esa imagen degradante de la mujer, eso si que me preocupa y no lo que diga un pobre cura al que le han comido el cerebro.
Un saludo desde A Coruña. A seguir así de mordaz y fino a la realidad chaval.

Anónimo dijo...

Uppppppssssssssss, aquí tengo que dejarte un comentario chiquillo, bueno, grandullón que la enana soy yo;)...La Iglesia...la Iglesia como qué?necesito una deficinión de Iglesia:)...jerarquía eclesiástica?puede ser, o quizás Iglesia en el amplio sentido de la palabra...pero yo también puedo considerarme Iglesia, de hecho lo hago, pero no quiere decir por ello que esté deacuerdo con muchas cosas que la jerarquía eclesiástica implantada en el pasado como vos bien dices plantea y en ocasiones intenta imponer.

Pero también es verdad,que como en todos los sitios, habrá cosas buenas y también cosas malas...que las generalizaciones nunca son del todo justas...
Soy la primera que considera que hay demasiadas cosas mal dentro de la denominada Iglesia, que es una hipocresía demasiado descarada el hecho de que exista gente que predique unos valores determinados y actúe contrarios a éstos...conscientemente claro...pero también hay gente que da su vida por sus creencias, por sus valores, por su fé, que predica con los hechos...que es lo que deberíamos hacer todos...ahí se vería reflejado el verdadero sentido de la actitud cristiana...

Evidentemente, tengo la misma opinión que vos con respecto al tema planteado...me parece una pasada que una simple persona pueda pensar eso...me da miedo pensar que existe gente con tales pensamientos...ayuda a razonar mi teoría de que cada día estamos mas locos(en el peor sentido de esta palabra)...no es justo...es más...sin entrar en temas de justicia...si realmente su vida se basa en los principios cristianos consideraría a la mujer semejante al hombre...es más...sin la mujer no hay vida...las bases del cristianismo tienen a diversas mujeres como grandes protagonistas y luchadoras...pensar así es de locos...:(

Ojala el futuro de la Iglesia estuviera en los jovenes, en esos miles de jóvenes con ideales que luchan día a día por un mundo mejor...habría que cambiar tantos y tantos aspectos de la Iglesia...temas sobre homosexualidad, metodos anticonceptivos, temas del pasado, volver a los orígenes pobres...dejar tantos tesoros de lado...demasiados cambios que llevarian a demasiadas reflexiones...pero seguiremos intentandolo...alguien nos lleva:)...(a ver que piensas de mi ahora em??jejeje:))

un besazo cielo, muakkkk

Ly, la peke:)